Entradas

Mostrando entradas de 2013

DISNEYLAND!

Imagen
Iago tiene la suerte de vivir en una de esas pocas ciudades en el mundo en el que hay Disneyland. Al alcance de tu mano, a solo unas paradas de metro (un metro que, por cierto, tiene sus ventanas con la silueta de Mickey, asientos de terciopelo y estatuillas de todos los personajes Disney).
Desde que nació teníamos ganas de llevarlo (cualquier excusa es buena porque en realidad queríamos ir nosotros) y en Mayo del año pasado, como regalo del día de la madre, fuimos. Es cierto que el no se entero de nada, solo tenia 8 meses y medio, pero nosotros disfrutamos como enanos. Es increíble lo que tienen montado allí.
Ahora ya es mas mayor, ya ve a Micky en una camiseta o en su pijama y dice Tiki! así que esta semana, aprovechando que teníamos un par de días libres, decidimos volver.
Esta vez fuimos dispuestos a pasarlo bien todos, no solo los padres. Subimos en el tiovivo, en el carrusel de Dumbo y nos fuimos a sacar una foto con Mickey. Iago desde la cola le llamaba a voz en grito, pero, cua…

Entre amigos y pelotas

Imagen
Una de las cosas de vivir en Hong Kong, centro de negocios a escala mundial y país de paso para gente de todo tipo, es la gran variedad racial y cultural de personas con las que puedes relacionarte. Eso se traduce en que Iago tiene amigos de todas partes del mundo. Y os vamos a presentar a alguno de ellos:


Iris. Será que la tierra tira? La mejor amiga de Iago es Iris, una niña española tan bruta (o mas) que él. Se llevan genial, y hacen una fiesta cada vez que se ven. De hecho, cuando Iago cree que es la hora de bajar a jugar (o cuando le apetece) se pone en la puerta de casa diciendo Iris! Iris!Lucian. Un niño mitad sudafricano mitad taiwanés, con el que hay días en los que juegan juntos la mar de felices y otros en los que ni se miran. Yo con su mamá tengo algún que otro choque cultural. Las madres chinas (China ni siquiera reconoce a Taiwan como un país independiente) se creen que tienen la verdad universal sobre la educación, y se sienten con el derecho de decirte cómo debes hacer …

Dibujos muy animados

Imagen
Iago se va haciendo mayor, y ahora ya empieza a hacerle caso a los dibujos animados. Todavía no mucho, es cierto, pero cada vez un poco mas.

Al principio el único que le gustaba era Pocoyo. No sé si por las formas, los colores, las canciones, el fondo blanco... pero el caso es que le vuelve loco. De hecho también a mi. Muchas veces Iago terminaba su comida y yo seguía como un bobo viendo los dibujos para ver como terminaba el episodio.
Ahora merienda con los que ponen en la tele. Antes, cuando nosotros éramos pequeños, esa era la única posibilidad que teníamos. Ahora youtube, ipads y demás herramientas nos permiten poner a disposición de nuestro hijo cualquier cosa que queramos y en cualquier momento. A veces esta bien, pero los nostálgicos como yo, echamos de menos la sensación esa de las ganas que se iban acumulando todo el día de que llegase la hora de tus dibujos preferidos... En fin, estoy divagando mucho.

El tema es que la televisión de Hong Kong (que es principalmente en chino…

Se acabó la tranquilidad... Si es que algún día la hubo

Imagen
Echo la vista atrás y me parece que hace un siglo, pero no, sólo algo mas de un mes. Iago decidió como regalo por el cumpleaños de su padre empezar a andar. Fueron sólo unos pasos, pero sabíamos que no iba a haber vuelta a atrás. Desde ese día, sólo hacemos una cosa: perseguirlo. Bueno, eso y recogerlo del suelo. Es muy atrevido y se mete por todos los rincones, y claro, choca, cae y se hace daño. Siempre estamos con la barrita de árnica a mano para minimizar los daños, pero da la sensación de que nos duele a nosotros mas que a él.

De todas formas, nos gusta que sea así. Despierto, inquieto, en fin, niño. Y es que aquí nos damos cuenta de que la sociedad educa a los niños pars vivir en una burbuja.

Nosotros llevamos a Iago a playgroups de chino y de inglés desde que tiene tres meses. La razón principal no es que aprenda idiomas, (aunque es bueno que se familiarice con los sonidos lo antes posible) sino que se relacione con otros niños. Y en estos sitios nos damos cuenta que tenemos una …

Medicina china, mano de santo.

Imagen
Estos últimos días nuestro peque ha estado malito. Nada preocupante, un catarro. Tos, mocos y eso. Los médicos no dan mucolíticos a los bebés menores de dos años pero a nosotros nos dolía ver al nuestro sufriendo. Comiendo poco, durmiendo mal...en fin, incómodo.
Un día pasamos por delante de una farmacia china y se nos ocurrió preguntar. Tuvimos suerte de encontrar un chico que hablaba inglés (no es fácil en este tipo de establecimientos) y nos recomendó un jarabe de hierbas chinas. Al principio dudamos, pero lo cierto es que funcionó de maravilla y el peque mejora a pasos agigantados.

Diriéis que estamos un poco locos por confiar tanto en la medicina china tradicional, pero es que casi podemos decir que debemos la existencia de Iago a ella. Os explico. Cuando llegué a Hong Kong tras ciertos problemas el médico nos dijo que teníamos muy pocas posibilidades de tener hijos y nos recomendó ir a una clínica de infertilidad. No teníamos prisa, así que no fuimos. Un día decidimos probar la …

S O S Kindergarten

Imagen
Uno no se da cuenta de verdad de lo diferente que son los países hasta que no vive en ellos con un bebé. Y si ese país es Hong Kong, en el que la cultura tan distinta a la que conocemos, el shock es todavía mayor.
Y en esas estamos, tratando de educar a nuestro hijo. Primer objetivo: encontrar guardería, kindergarten o en este caso nursery, que es el paso previo. Tarea sencilla, diréis. Se trata de encontrar una que nos guste, que no quede muy lejos de casa y que haya plaza. Ya está... Ojalá.
Para empezar, aquí no se coge a los niños en la guarde hasta que tienen dos años, pero el proceso empieza un año antes. Tan pronto como el retoño cumple su primer año de vida, hay que iniciar el papeleo. Solicitudes, fotos, cartas.. Hasta ahí todo medio normal. La cosa cambia cuando te dicen que en seis meses te llaman para hacer una entrevista.... al bebé. Sí, una entrevista de la que depende la admisión en la guardería de un niño ¡¡de 18 meses!!
 Esta semana nos llegó la carta de una de las gu…