Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2013

Medicina china, mano de santo.

Imagen
Estos últimos días nuestro peque ha estado malito. Nada preocupante, un catarro. Tos, mocos y eso. Los médicos no dan mucolíticos a los bebés menores de dos años pero a nosotros nos dolía ver al nuestro sufriendo. Comiendo poco, durmiendo mal...en fin, incómodo.
Un día pasamos por delante de una farmacia china y se nos ocurrió preguntar. Tuvimos suerte de encontrar un chico que hablaba inglés (no es fácil en este tipo de establecimientos) y nos recomendó un jarabe de hierbas chinas. Al principio dudamos, pero lo cierto es que funcionó de maravilla y el peque mejora a pasos agigantados.

Diriéis que estamos un poco locos por confiar tanto en la medicina china tradicional, pero es que casi podemos decir que debemos la existencia de Iago a ella. Os explico. Cuando llegué a Hong Kong tras ciertos problemas el médico nos dijo que teníamos muy pocas posibilidades de tener hijos y nos recomendó ir a una clínica de infertilidad. No teníamos prisa, así que no fuimos. Un día decidimos probar la …

S O S Kindergarten

Imagen
Uno no se da cuenta de verdad de lo diferente que son los países hasta que no vive en ellos con un bebé. Y si ese país es Hong Kong, en el que la cultura tan distinta a la que conocemos, el shock es todavía mayor.
Y en esas estamos, tratando de educar a nuestro hijo. Primer objetivo: encontrar guardería, kindergarten o en este caso nursery, que es el paso previo. Tarea sencilla, diréis. Se trata de encontrar una que nos guste, que no quede muy lejos de casa y que haya plaza. Ya está... Ojalá.
Para empezar, aquí no se coge a los niños en la guarde hasta que tienen dos años, pero el proceso empieza un año antes. Tan pronto como el retoño cumple su primer año de vida, hay que iniciar el papeleo. Solicitudes, fotos, cartas.. Hasta ahí todo medio normal. La cosa cambia cuando te dicen que en seis meses te llaman para hacer una entrevista.... al bebé. Sí, una entrevista de la que depende la admisión en la guardería de un niño ¡¡de 18 meses!!
 Esta semana nos llegó la carta de una de las gu…