y por qué no hoy?

Qué difícil resulta siempre volver a empezar, recuperar algo que tienes medio olvidado. Teníamos unas ganas locas de seguir guardando y compartiendo recuerdos de nuestra aventura asiática por aquí, pero nunca encontramos el momento, el día adecuado y sí, hoy es el día.
Ahora que Roque ya está dejando de ser bebé e Iago está empezando a ser un niño mayor, nos volvemos a replantear todo. Hasta ahora las horas del día no daban para nada mas que no fuesen sus necesidades diarias. Tener dos niños con poca diferencia de edad es una verdadera locura. Ahora, estamos empezando a volver a tener algo mas de tiempo para nosotros para ¨cosas de mayores¨ y nos damos cuenta de cuanto las echábamos de menos y de lo necesario que es sacar tiempo para uno mismo y para tu pareja  y no ser sólo papi o mami.
Durante todo este tiempo que llevamos sin publicar han pasado un montón de cosas. Laboralmente los dos hemos crecido, aprendido y mejorado un montón en nuestros respectivos terrenos. En cuanto la vida en Hong Kong, hemos pasado momentos de odiar vivir aquí y estar casi con pie y medio fuera (se podría decir que le habíamos pedido el divorcio al señor Hong Kong), a estar como estamos ahora, viviendo una segunda luna de miel, disfrutando e intentando aprovechar cada oportunidad que nos brinda.
En cuanto a nuestra aventura mas importante, que es ser papás, un poco mas de lo mismo. Estamos súper felices de la decisión de haber tenido otro hijo, estamos convencidos que es lo que nos ha dado la felicidad plena, pero también tenemos que admitir que muchas veces el día a día es un auténtico caos donde se juntan celos, mimos y nuestra frustración por sentir que no damos llegado a todo, que no podemos darle plena atención a cada uno de ellos y tener tiempo para seguir haciendo otras cosas.

Ahora está a punto de finalizar nuestro año escolar y laboral aquí, la semana que viene nos iremos a Kota Kinabalu (Malasia) a una isla en medio de nada a hacer eso mismo NADA, a disfrutar de nosotros cuatro, a volver a encontrarle las horas al día y saber como se vive dejando escapar el tiepo entre los dedos. Volvemos el día 1 y el 2 nos vamos a España a disfrutar de la familia, amigos y de todo lo que echamos de menos aquí.
Como es difícil explicar todo lo que han cambiado los niños en este tiempo, solo os diré que son polos opuestos en todo. No se parecen en nada, no conozco hermanos que sean mas diferentes entre ellos y no solo físicamente; Iago es super impulsivo, caprichoso, mimoso y muy revoltoso y esto en ocasiones lo convierten en un niño difícil de llevar, pero después es tan bueno, cariñoso y alegre que hace que todo se te olvide. Roque es mucho mas serio, observador y le cuesta regalar sonrisas a la gente que no conoce, adora a su hermano pero tiene muchísima personalidad y no se deja dominar por nadie. Es un niño super despierto que nos sorprende cada día.
Os dejamos unas cuantas fotitos y prontito volveremos por aquí. Y prometemos que esta vez tardaremos menos que la anterior... si nos dejan!











Comentarios

Entradas populares de este blog

Verano: la review (parte 1)

La paradoja del breast feeding